14
Jun

El IoT se alía con la agricultura por el desarrollo sostenible

La agricultura tiene un importante reto por delante. Naciones Unidas estima que la población mundial va a elevarse un 70% de aquí al año 2050 y habrá una creciente demanda de alimentos, una tendencia que choca, además, con la progresiva pérdida de terrenos para cultivos. Más que nunca, un sector escasamente tecnificado tiene la acuciante necesidad de optimizar su rendimiento. Las nuevas tecnologías, y concretamente el Internet de las Cosas (IoT), es la respuesta y su utilización irá extendiéndose paulatinamente.

Un reciente estudio de la empresa de investigación de mercados Beecham Research, titulado “Smart Farming: the sustainable way to food”, señala que la agricultura de precisión será un sector de gran crecimiento en los próximos años. Los gobiernos están ya adoptando diversas medidas para estimular su implantación, esencial para reducir costes.

Herramientas basadas en la tecnología del IoT están llamadas a proporcionar información decisiva sobre las condiciones que influyen en los cultivos -por ejemplo humedad, temperatura, viento, lluvia, etc-. Este tipo de dispositivos permiten la perseguida agricultura de precisión, de manera que no es necesario malgastar abonos, agua, pesticidas y otros productos. En una actividad como la agricultura, con escasos márgenes de ganancia, la adopción de estas tecnologías se perfila como esencial.

El IoT, junto con otras tecnologías, se hace más necesario si se tiene en cuenta que los agricultores han visto crecer el precio de la energía y los fertilizantes. Con el uso de sensores se garantizarán explotaciones sostenibles ambientalmente y evitarán residuos que tienen un alto impacto en la contaminación del suelo.

En el mismo informe se señala que el impacto del IoT en el sector se verificará, además de en los diferentes tipos de cultivos, en segmentos como la gestión de flota de vehículos agrícolas, la vigilancia de ganado, los cultivos en invernaderos, la piscicultura, el almacenamiento y la vigilancia de agua.

Este proceso hacia una agricultura de precisión contribuirá al vertiginoso crecimiento que va a experimentar en los próximos cinco años el sector del IoT. Así, el último informe de la compañía MarketsandMarkets considera que el volumen de negocio de los “objetos conectados” va a aumentar a un ritmo del 26,9% anual.

Artabro Tech cuenta con una amplia experiencia en el diseño de soluciones para la agricultura, en las que la sensórica se adapta a las necesidades concretas de cada tipo de cultivo. En particular, nuestras soluciones son de aplicación en diferentes plantaciones de viñedos y sirven con eficacia para la prevención de plagas tan frecuentes como el mildiu. A través de un dispositivo colocado sobre el terreno sin necesidad de cables, y gracias al uso de modelos predictivos, el empresario recibe información puntual a través de su móvil. Así, sabe cuándo es preciso regar, fumigar o abonar y obtiene el mayor rendimiento a su producción.

Más información: http://www.beechamresearch.com/downloads.aspx