El 15 de agosto de 1996 sale al mercado  el Nokia 9000 Communicator, el primer teléfono móvil con capacidad de navegación por Internet.  Sus limitados 8 MB fueron en aquel momento toda una revolución, reservada únicamente al mercado empresarial, y con ellos nació la era del Internet of Things.  Hoy todos utilizamos un smartphone y se estima que en el año 2021 habrá 28.000 millones de dispositivos conectados.

El Internet de las Cosas es el paradigma fundamental de la cuarta Revolución Industrial, en la que estamos inmersos. Esta tecnología está llamada a resolver desafíos relacionados con la industria, conectando máquinas, personas y objetos. Además, recopila los datos generados para transformarlos, a partir de la analítica, en información que permite la reducción de costos, la mejora de la productividad y el incremento de los ingresos.