07
Feb

La fórmula OEE para medir la eficiencia de una planta de producción

OEE

Eficiencia: es la función que ha de cumplir el nuevo paradigma de la industria. La revolución del 4.0 consiste en la introducción de tecnologías para analizar el proceso fabril, detectar los fallos, aplicar modelos predictivos… en definitiva, hacer que todo funcione de forma óptima. Si una industria es eficiente, obtiene más beneficios. Y este es el objetivo no sólo de cada compañía, sino también el de los gobiernos. La Unión Europea, por ejemplo, tiene el reto de que el sector secundario represente en el año 2020 el 20% del PIB –en España, su peso en 2017 era del 16,4%-.

En esa meta de lograr la eficiencia, cualquier empresa ha de empezar por conocer en qué punto está. Para eso es útil aplicar el Overal Equipment Effectiveness o Eficiencia Global de los Equipos, una herramienta internacionalmente conocida por las siglas OEE y con una fórmula sencilla. El OEE nace como una KPI (Key Performance Indicator o Indicador Clave de Rendimiento) y se ocupa de medir los parámetros fundamentales de la producción:

-Disponibilidad: pérdidas por los paros programados o no programados de la línea de producción.

-Rendimiento: pérdidas causadas porque las máquinas funcionan a menor ritmo que su capacidad total.

-Calidad: pérdidas por la fabricación de unidades defectuosas.

El OEE es una razón porcentual de 0 a 100. Si una planta tiene un OEE del 40% significa que ha fabricado correctamente solo 40 unidades de las 100 que podría haber producido.

 

¿Cómo calcularlo?

La fórmula es sencilla: del tiempo total de trabajo se resta el de paradas no planificadas y averías para conocer el valor de disponibilidad y en rendimiento y calidad se aplica la misma lógica. Al final obtenemos un tanto por ciento y sabemos, además, en qué parámetro o parámetros se presentan más problemas.

OEE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué lectura hacer del resultado?

Para leer correctamente el resultado de la fórmula hay unos parámetros definidos:

Un OEE por debajo del 65%: ha de considerarse inaceptable. Ocasiona importantes pérdidas económicas y baja competitividad.

Del 65 al 75%: regular. Con este nivel de eficiencia se producirán pérdidas, sólo aceptables si la fábrica está en proceso de mejora.

Del 75 al 85%: aceptable. En este escalón se producen ligeras pérdidas económicas y la competitividad es ligeramente baja.

Del 85 al 95%: buena. La planta es competitiva y entra en valores de World Class.

Del 95 al 100%: excelente. Máxima competitividad, valores World Class.

 

OEE y Big Data

La experiencia acumulada en la implantación de sistemas OEE demuestra que la eficiencia mejora entre un 10 y un 20% durante los primeros doce meses, con el consiguiente ahorro de costes y aumento de los beneficios. El grado de éxito depende del OEE inicial y de la forma de capturar los datos en la línea de producción, es decir, de la mayor o menor automatización.

De ahí la importancia de contar con un sistema de captura automatizada de datos. El Big Data es esencial para aplicar con el máximo aprovechamiento la fórmula OEE y poner al descubierto las ineficiencias. En un proceso de manufactura con un mínimo de complejidad, las máquinas brindan una ingente cantidad de información. Analizar todo ese volumen de datos con las herramientas tecnológicas que hoy en día tenemos a nuestra disposición puede significar la diferencia entre la competitividad y las pérdidas económicas.

En Ártabro Tech, una empresa orientada a implantar tecnologías 4.0 en la industria, compartimos lo que Lord Kelvin, el creador de la escala de temperatura Kelvin, dijo ya en el siglo XIX: “Si no lo puedes medir, no lo puedes mejorar”.

 

¿Quiénes somos?

Ártabro Tech es una empresa de base tecnológica cuyas capacidades se focalizan en el diseño de soluciones para la Industria 4.0. La firma ha desarrollado una innovadora herramienta, Legato, para la implementación de software que integre Big Data, Machine Learning, Visión Artificial e Internet de las Cosas, ofreciendo así desarrollos a medida del cliente en el mínimo tiempo y con la máxima eficiencia.