26
Oct

Ártabro Tech, en la coalición de empresas europeas C4DM por un mercado abierto y competitivo

  • ⇒ Un grupo de 23 empresas de tecnología y la SME Alliance, que agrupa a más de 45.000 pymes del sector en Europa, se unen para luchar por mercados digitales abiertos y competitivos.
  • ⇒ La Coalition for Competitive Digital Makets (C4DM) demanda a la UE que su nueva Ley de Mercados Digitales (DMA) garantice la libre competencia frente a las grandes tecnológicas -las llamadas “gatekeepers”-.
  • ⇒ C4DM reclama la introducción de enmiendas en dicha DMA para extender las condiciones de interoperabilidad a todos los servicios y para prohibir tanto la preinstalación y la configuración predeterminada de aplicaciones como la agrupación de servicios auxiliares con sistemas operativos.

 

Un grupo de 23 empresas de tecnología que operan en Europa, entre ellas Ártabro Tech, y una asociación que agrupa a más de 45.000 pymes europeas del sector anunciaron hoy la creación de la Coalición para Mercados Digitales Competitivos C4DM (Coalition for Competitive Digital Markets), una alianza para abogar por reglas justas en los mercados digitales. La C4DM ha sido fundada por Element, Open-Xchange, Proton y la European Digital SME Alliance y representa un esfuerzo conjunto para contribuir a un entorno digital más equilibrado y abierto.

El Internet de hoy está dominado por servicios y productos de un pequeño número de compañías dominantes, como Apple, Google, Facebook y Amazon. Los denominados “gatekeepers” controlan el acceso de los consumidores a la información y abusan de su posición para limitar el acceso al mercado de las empresas europeas que ofrecen modelos y servicios comerciales alternativos, como el buscador, el correo electrónico, las redes sociales, el sistema operativo o el navegador.

“La industria europea de Internet podría crecer ofreciendo mejores alternativas de código abierto en el terreno ocupado por los actores dominantes, dando más opciones a los consumidores y creando empleos y oportunidades”, dijo Vittorio Bertola, director de Política e Innovación de Open X-Change. “Sin embargo, esto requiere restaurar la competencia leal, exigiendo la adopción de la interoperabilidad a través de estándares abiertos, uno de los principios originales de Internet”.

Específicamente, C4DM pide que se tomen medidas en los siguientes puntos:

− La extensión de la condición de interoperabilidad a todos los servicios para mejorar la eficiencia de las pymes y facilitar que las empresas que operan en Europa compitan con los “gatekeepers”.

−La introducción de una prohibición explícita de las aplicaciones preinstaladas y la configuración predeterminada que permite a los usuarios elegir sus propios servicios básicos, como son el correo electrónico, el buscador o la mensajería.

−Extender dicha prohibición a las agrupaciones de servicios con sistemas operativos, para incluir también los servicios auxiliares, puesto que limitar la restricción a los servicios básicos significaría limitar la competencia del mercado.

C4DM está colaborando con cientos de eurodiputados y representantes del Consejo para plantear sus preocupaciones y llamar la atención sobre la importancia de abordar estos puntos clave antes de la votación final en la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor (IMCO) el próximo 8 de noviembre, y de la adopción del General Approach por el Consejo el día 25 de noviembre.

“Nos unimos a esta coalición para llamar la atención sobre la relación desequilibrada entre los jugadores digitales más pequeños y las grandes empresas digitales dominantes”, dijo el Dr. Oliver Grün, presidente de la European Digital SME Alliance. “Creemos que todas las empresas deben de seguir reglas justas”.

Aunque muchos de los servicios ofrecidos por los “gatekeepers” han sido beneficiosos para los usuarios, hay una preocupación creciente en todo el mundo en relación con el efecto perjudicial derivado de la situación dominante de las grandes corporaciones en términos de apertura y competencia de los mercados digitales e Internet.

“El DMA es una oportunidad única y ambiciosa para llevar finalmente las regulaciones tecnológicas al siglo XXI”, dijo Andy Yen, fundador y director ejecutivo de Proton. “Sin embargo, para que sea un éxito es vital que la legislación final aborde adecuadamente los desafíos que enfrentan las empresas de tecnología que operan en Europa y garantice un campo de juego competitivo. Sin una acción sobre la interoperabilidad, las aplicaciones preinstaladas y las reglas de agrupación, existe un riesgo muy real de que los gigantes tecnológicos mantengan su dominio en el mercado y el trabajo que se ha realizado con el DMA se vea socavado”.

Incluso cuando las empresas tecnológicas conciben productos mejores y más innovadores, difícilmente tienen la oportunidad de llegar a los clientes. Los “gatekeepers” mantienen su posición a través de la falta de interoperabilidad, la agrupación forzada y la autopreferencia, creando de hecho un terreno acotado en el que se bloquea la competencia y la innovación.

“La web fue construida como una plataforma abierta y descentralizada, y ahora ha sido asumida por grandes corporaciones. Es hora de que el péndulo se mueva hacia el otro lado. Al imponer la competencia, la elección del consumidor y la interoperación con otros proveedores de servicios, permitiremos a los innovadores europeos competir por los méritos de sus servicios y abrir los mercados a la innovación”, concluyó Amandine Le Pape, directora de operaciones de Element.

 

Para obtener más información sobre quién forma la C4DM y sus demandas, así como para unirse a la coalición se puede visitar la web: https://competitivedigitalmarkets.eu/

Correo electrónico de contacto: info@competitivedigitalmarkets.eu